La escuela rural Melirrehue de la comuna de Gorbea ganó el concurso de Eficiencia Energética de Frontel, en el marco de su campaña “Vamos a la escuela con energía”, y donde participaron otros 15 establecimientos de las regiones del Bío Bío y Araucanía. La competencia se trató de un desafío para optimizar y reducir el consumo de energía, logrando la escuela de Melirrehue disminuir en un 35% respecto de los mismos meses del año pasado. Como premio se implementó por parte de Frontel un nuevo sistema de energía eléctrica, a través de paneles solares, con una inversión cercana a los 3 millones de pesos.Hernán Villagrán, jefe de Servicio al Cliente de Frontel señaló que “Estamos muy felices de entregar este premio a los alumnos, cuerpo docente y apoderados de esta escuela, ya que se debe destacar el ahorro energético que realizaron conscientemente cada uno de ellos. Para nosotros como compañía es de suma importancia generar este vínculo con la comunidad estudiantil, ya que así ayudamos a la conservación del medio ambiente, comenzando con niños y jóvenes que son el futuro de nuestra sociedad”.Durante la actividad de entrega, el Director de Educación de la comuna de Gorbea, Juan Abel Sepúlveda manifestó que “Estos paneles fotovoltaicos nacen por un proyecto que postula la profesora encargada de la Escuela, señorita Paola Estrada, que es una iniciativa de la Empresa Frontel. Hoy en representación del Alcalde estamos muy orgullosos de hacer entrega de este proyecto a la Escuela, y agradecemos a la compañía la realización de dicho concurso ya que sin lugar a duda beneficia a nuestro medio ambiente”.La modalidad del concurso se centró en comparar los consumos de electricidad de cada escuela entre mayo y septiembre, con el mismo período del año pasado, fue así que la escuela Melirrehue logró un 69% de ahorro energético, lo que la hizo ser la ganadora del concurso de Eficiencia Energética 2019, sin embargo, debido a la pandemia no se pudo entregar con anterioridad.Respecto a los temas técnicos del premio, este consiste principalmente en un sistema fotovoltaico de 1,5 KW que inyecta energía solar directamente al sistema de la escuela, por lo tanto, hace que gire menos el medidor y en consecuencia se produce un importante ahorro de electricidad.

Comparte en tus Redes Sociales!